Como una segunda piel

Piensa en cuantos vaqueros puedes tener en el armario. Seguro que te faltan dedos para contarlos y probablemente serán de diferentes años, adaptados a las distintas modas; de campana, de pitillo, de distintos colores…Si quieres saber como comenzó la pasión por los jeans aquí tienes su historia.
La historia de los pantalones vaqueros comienza a finales del siglo XIX, cuando Levi Strauss inmigrante de origen alemán-judío, viaja a Estados Unidos y decide montar un pequeño negocio de confección y venta de ropa, junto a su socio Jacob Davis.

Strauss se fija en las necesidades que tienen los obreros de las minas, pues estos se quejaban de que sus ropas se rompían fácilmente y no soportaban la dureza de su trabajo.

Fue entonces cuando Levi Strauss & Co idearon pantalones fuertes, con costuras reforzadas y bolsillos con remaches, la tela se realizaba con algodón resistente llamado mezclilla. Fueron patentados con el nombre de Levi´s.

Resultaron tan duraderos que no tardarían en generar una gran demanda, y su venta se generalizó. Diferentes clases sociales comenzaron a utilizarlos, se trataba de una pieza asequible, cómoda y resistente, no necesitaba ser lavada y planchada con frecuencia y lucía como nueva, adhiriéndose al cuerpo como si estuviera hecha a la medida.

Aunque la marca de blue jeans por excelencia es Levi´s, hay muchos otros fabricantes conocidos como Lee, Lois, Diesel, etc.

Los pantalones vaqueros forman parte de la historia popular y se los han puesto desde mineros o agricultores, amas de casa, jóvenes, hasta ejecutivos o incluso estrellas de Hollywood. Una única prenda con diferentes looks.

Esta prenda la podemos ver presente en diversos acontecimientos:

A finales de la década de los 70 en el musical “Grease” protagonizado por Jonh Travolta junto a Olivia Newton-Jonh, se rememoraba la estética dorada del rock & roll luciendo vaqueros con bajos remangados que dejaban al descubierto los calcetines blancos.

De enseñar calcetines también sabía la estrella del pop Michel Jackson, que llevaba jeans pitillos, normalmente en color negro con adornos metálicos. Aunque en su época con los Jackson five lo podíamos ver con los famosos pantalones acampanados.

Estos jeans también conocidos como pantalones de pata de elefante eran utilizados por los hippies en los años 60 conjuntados con ponchos o camisas florales. También la moda Disco, utilizaba este ancho pantalón en los años 70.

Y a mediados de esta década los vaqueros se angostaron, el movimiento punk, estableció los pantalones pitillos, normalmente rasgados y desgastados en símbolo de rebeldía.

Siempre recordaremos, los famosos Levis, que le sentaban tan bien a George Michel, con los que aparecía en el famoso videoclip de la canción Faith. Que a finales de los años 80 causaron furor entre el público femenino, llegando a convertirse en un Sex Simbol.

Hoy en día se hacen vaqueros de todos los tipos, tallas, formas, colores, e incluso se incorporan técnicas para resaltar nuestro cuerpo y hacernos sentir y vernos mejor.

Actualmente los vaqueros siguen más de moda que nunca, aunque jamás dejaron de estarlo, pues se consideran una prenda básica en el armario. Una prenda mítica y popular, famosa en todo el mundo, que nos ha acompañado y nos acompañará en el día a día de nuestras vidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s